Raúl Rizik charlista invitado en Día Nacional del Comercio

Raul Rizik

El presidente ejecutivo de la empresa Mejía Arcalá, Raúl Rizik Yeb, dictó la conferencia magistral: “Los Valores Familiares en el Desarrollo del Comercio” en el marco de la celebración en el país del Día Nacional del Comercio.

La conferencia fue organizada por representantes de la Confederación del Comercio de Provisiones y Pymes de la República Dominicana (Confecomercio), quienes ofrecieron un almuerzo en el que más de 200 líderes del Comercio de decenas de federaciones y asociaciones a nivel nacional que se dieron cita para compartir esta ocasión especial en la que el presidente ejecutivo de Mejia Arcalá, Rizik Yeb, habló de los fundamentos esenciales, tales como la familia y el hogar, asi como los valores morales de Dios y el impacto de esto en los individuos y por ende en los negocios y en las naciones.

Agradeció la invitación a Gilberto Luna, presidente de Confecomercio, representando a todos los líderes del comercio de todo el territorio nacional, quienes reconocieron la importancia de este tema de vital importancia, ya que como como indicaba Rizik Yeb, debemos promover los fundamentos bíblicos que han contribuido al desarrollo y prosperidad de las grandes naciones bajo la influencia de la ética cristiana,

Trabaja todo lo que puedas; ahorra todo lo que puedas; y ayuda todo lo que puedas.

Estos principios éticos sirvieron de base para el desarrollo de Europa del norte, Inglaterra y los Estados Unidos de América.

También exhortó a todas las instituciones del país, al comercio en general que se unan a esta labor de fortalecer los valores correctos dentro de la familia, incentivando y ejemplificando el trabajo arduo, la honestidad, la diligencia, la obediencia, la perseverancia, el amor a Dios, y el amor al prójimo, la disciplina, el respeto a la autoridad, la valoración de los hijos hacia sus padres, el amor de los padres hacia los hijos, fortalecer los matrimonios, el respeto a las leyes, respecto a las autoridades, El valor a la vida, el respeto a la ancianidad, a la niñez, la pureza sexual, el patriotismo, protección del medio ambiente (no tirar basuras en las calles), ser fieles administradores de lo que Dios nos ha dado como persona, nación y como mundo debemos de estar bien claros que todo empieza por el hogar, en la familia.


La vocación de ser líderes para el bien de todos.